Narración oral

Hoy aprovecho para compartir en el blog una reflexión-consejo un poco larga que me ha salido espontáneamente en facebook. Decido compartirla aquí porque es un consejo que he dado a más de un padre que tras un cuentacuentos se ha acercado a charlar conmigo. Allá va:
La narración oral, tan importante en la infancia. Entre otras muchas funciones importantes que cumple el contar cuentos en voz alta, uno es acercar los libros, la literatura, las historias a los pequeños para crear futuros lectores.
El consejo de Koala Ediciones es que no dejéis de contarles cuentos a vuestros hijos cuando ya sepan leer. Es el primer paso para frustrar futuros lectores. El hecho de que hayan aprendido a leer no debe significar que hayamos de romper el vínculo afectivo que se establece al contar un cuento juntos.
Si como padres os preocupa que lean ellos también, que practiquen vaya, una técnica que a mi personalmente me funciona es sugerirle que él lea los títulos del capítulo o las onomatopeyas de las ilustraciones. Ya veréis qué divertido. De repente se animarán a querer leer algunos diálogos y poner voces a los personajes.
Esto viene a cuento de que muchas veces, a los 7 u 8 años, los niños ya han aprendido a leer. Entonces a menudo, si nos piden un cuento les decimos que saben leer y que lo lean ellos. Aunque les digamos que nos lo lean a nosotros (invirtiendo los papeles, que también se puede hacer y es también una buena actividad) negarnos siempre a contarles nosotros el cuento puede ser contraproducente. Por supuesto, abogo porque poco a poco vayan leyendo por su cuenta. Pero cuando piden que se lo contemos nosotros creo que es importante hacerlo (no todas las veces, como todo en esta vida, con sentido común y valorando el momento). Leer juntos es un momento mágico y una manera de compartir tiempo juntos. Cortarlo abruptamente solo porque ya saben leer puede ser un motivo que inconscientemente haga que algunos niños se vayan alejando del maravilloso mundo de los libros y la lectura.
Me encantaría saber qué hacéis vosotros y qué trucos o sistemas utilizáis. ¿Os gusta contar cuentos en voz alta a vuestros hijos?

Cuentacuentos en librerías

Una de las actividades más bonitas del año pasado fue realizar cuentacuentos infantiles en varias librerías madrileñas.

Es una manera lúdica de acercar los niños a los libros, la lectura, la narración oral y a las librerías.

Los niños son un público exigente pero al mismo tiempo muy agradecido. Cada cuentacuento fue diferente porque había que adaptarse al número de niños presentes, sus edades, a su nivel de participación y otro montón de detalles. Pero de todos nos llevamos una grata experiencia.

Los niños (los papís también) disfrutaron de las lecturas.

Por todo ello, este 2018 intentaremos organizar unos cuantos más.

Seguidnos en las redes sociales para conocer con suficiente antelación de las actividades que iremos organizando.

A esto le llamo yo un público entregado 🙂